Contact Us for a Free Consultation 337-347-7177

Los abogados de lesiones personales de Lafayette trabajarán para que las víctimas de accidentes por conductores ebrios reciban la compensación que merecen

Los abogados de lesiones personales de Lafayette trabajarán para que las víctimas de accidentes por conductores ebrios reciban la compensación que merecen

Conducir ebrio es una epidemia que le ha quitado innumerables vidas a familias de todo el mundo. Es una de las cosas más egoístas que puede hacer, y cuando afecta la vida de otra persona, esa persona debe tener derecho a una compensación seria por la arrogancia y la imprudencia del conductor en cuestión. El verdadero alcance de conducir ebrio puede sorprenderlo. La verdad es que 30 personas mueren cada día en un accidente que involucra a un conductor ebrio. Esa es una persona cada 48 minutos. Son 30 personas arrancadas de los brazos de sus amigos y familiares por un estúpido error, ¿y por qué? Cuando te pones al volante mientras estás intoxicado, estás proyectando automáticamente tu propio desprecio por la seguridad en las vidas de todos los que te rodean. Nadie debería tener ese tipo de comportamiento tan violento en su mundo.

Los accidentes automovilísticos son los principales asesinos en todo el mundo, sin embargo, cuando se arroja alcohol a la mezcla. Juntos, crean una combinación letal y dañina que puede alterar vidas en una fracción de segundo. El problema surge cuando las personas aún no se dan cuenta de que están intoxicadas. Como la mayoría de la gente puede dar fe, el alcohol es una forma de escapar del mundo mientras estás bajo el paraguas de la botella. Si bien esto puede ser algo hermoso en pequeñas cantidades, puede escalar rápidamente. Tomar un par de copas socialmente puede ayudar a animar la noche y crear recuerdos que durarán toda la vida. Cuando esas pocas bebidas comienzan a convertirse en diez y decides ponerte detrás del volante para llamarlo una noche, puede convertirse rápidamente en una pesadilla.

Sentencia de alcoholismo

El alcohol hace que sea fácil ignorar lo que está frente a ti. Puede ir de la mano con la negación en su conjunto, es por eso que tanta gente elige enterrarse en una botella. Incluso a pequeña escala, como una noche o incluso una hora, puede actuar como un velo a una cruda verdad. Las personas que están bajo la influencia pueden negarse a admitir que pueden ser unos tragos por encima de la línea. A medida que sus inhibiciones siguen disminuyendo, también le quita sus habilidades de evaluación de riesgos y de toma de decisiones. Combina eso con una tonelada de acero y vidrio, y tendrás una combinación que tiene el potencial de arruinar vidas.

Nadie merece que su vida sea alterada por alguien que se negó a aceptar cuánto han bebido. Si comenzaron a conducir a propósito o si todo fue un error de intoxicación, estas personas aún deben ser responsables. No es justo para los ciudadanos respetuosos de la ley que este tipo de cosas puedan sucederles de la nada. Desafortunadamente, este tipo de accidentes no van a ninguna parte. Incluso con estrictas leyes de DUI y DWI, es un problema siempre presente en las carreteras de Estados Unidos. No siempre se necesita un paquete de seis para debilitarlo, puede suceder incluso en pequeñas cantidades. Cualquier cantidad de alcohol puede comenzar a afectar sus habilidades para tomar decisiones y el tiempo de reacción.

De hecho, solo en 2017, 1,837 personas murieron a causa de choques que involucraron a un conductor discapacitado con un nivel de BAC por debajo del límite legal. Incluso a un nivel BAC de .02, una persona puede comenzar a vacilar. En esos niveles, un bebedor puede experimentar una función visual reducida y una incapacidad para realizar múltiples tareas al mismo tiempo. Cuando agrega esto a la mezcla con todas las complejidades de conducir un vehículo de motor, un segundo de juicio erróneo puede resultar en una tragedia que nunca se puede revertir.

La verdad sobre conducir ebrio

Hay varios factores que contribuyen a la peligrosidad de una situación mientras se conduce. Cuando una persona conduce bajo la influencia del alcohol, estos factores aumentan significativamente. Tomemos, por ejemplo, el clima. Si está lloviendo a cántaros, un conductor puede tener dificultades para ver el camino, reducir la velocidad y encender los limpiaparabrisas o las luces de emergencia. Si ese conductor ha estado tomando cócteles toda la noche, puede que olviden los pasos necesarios para mantenerse a salvo, sin embargo, los otros conductores con los que comparten el camino. Este es el problema. Cuando una persona tiene un BAC de .05, puede experimentar dificultades para enfocar sus ojos, dirigir o responder a decisiones importantes como un peatón caminando hacia la calle. Sin estas precauciones humanas naturales, están deterioradas en todos los sentidos de la palabra.

Con el precio de los taxis y los servicios de viaje compartido tan bajos en la economía actual, realmente no hay excusa para que esto suceda. Todo vuelve a la incapacidad de admitir que están poniendo en riesgo a otros. Al no tener precaución con su consumo de alcohol, están perdiendo su derecho a ser un conductor responsable. Es por eso que cualquier persona que sea perjudicada por un conductor ebrio debería tener derecho a una indemnización por su dolor y sufrimiento. No hay cantidad de café o duchas frías que realmente le den sobriedad a una persona. Para empezar, la única solución real es no correr el riesgo. No te convierte en un monstruo si bebes alcohol, pero te convierte en un criminal si lo haces antes de ponerte al volante.

Aquí en Blase Inzina, no tomamos a la ligera los accidentes por conducir ebrio

Si se lesiona en un accidente que involucra a un conductor ebrio, llegar a un acuerdo financiero es una posibilidad muy real. El problema es que no puede obtener una compensación adecuada sin un equipo experimentado de abogados a su lado. Es común que las compañías de seguros intenten conformarse con menos dinero del que vale su caso. Aquí en Blase Injury Attorneys, buscamos obtener la solución máxima de los límites de la póliza en su nombre. Se merece tener una vida normal de nuevo. El conductor ebrio no gana solo porque haya ido a un tribunal de justicia o una demanda civil. Seguiremos luchando por su caso hasta que se escuche su voz.

Juntos, trabajaremos para asegurarnos de que usted sea financieramente capaz de vivir la vida que ama una vez más. En nuestra firma, tenemos una pasión inigualable por la justicia que nos ayudará a encontrar una solución que funcione para nuestros clientes de la mejor manera posible. Ya sea que esté llegando a un acuerdo justo por sus lesiones o que lo ayude a solicitar una discapacidad del seguro social hasta que vuelva a encontrar el equilibrio, trabajaremos para volver a unir a su familia. Un conductor ebrio no tiene derecho a quitar eso. Para obtener más información sobre lo que podemos hacer para ayudar, llámenos hoy al (337) 347-7177.

Contact Us Today

Whether you’ve been in an auto accident or someone you love is involved in wrongful death, we are here to listen to your concerns and help you get back on your feet.

Menu